6 de febrero de 2016

“En un mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa”.


"Queridas compañeras, mi estado de salud es muy crítico y no me permite reunirme personalmente con ustedes. Por eso quiero agradecerles sus muestras de cariño y transmitirles unas palabras por medio de la compañera Marlene Wayar, a quien lego esta posta. 

Muchos son los triunfos que obtuvimos en estos años. 
Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad. 
El tiempo de la revolución es ahora, porque a la cárcel no volvemos nunca más.
Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en estos momentos. 
Furia Travesti Siempre. 
Un abrazo".


Lohana Berkins

28 de diciembre de 2015

Te estuve buscando y me estuve buscando


“No te das cuenta lo que tenés hasta que lo perdés”, dice el dicho popular, que como todo dicho tiene tanto de verdad como de mentira. En este caso pensaba en cómo cuesta explicar el amor cuando unx lo siente porque pareciera que las palabras quedan cortas. Y quedan tan cortas las palabras que casi obligan a aparecer a las caricias, los abrazos, besos y acciones en general, que van diciendo cosas; una cantidad de cosas van diciendo, acciones que dicen cosas abiertas a polisémicas interpretaciones. Y es que en el acto de amar todo es maravillosamente imperfecto.

Amar como inevitable, pero también como decisión. Estoy acá, y te banco. Sé y siento que estás y me bancás. Te respeto y me respeto, y pensamos maneras de que nuestros mundos encastren sin raspones ni forcejeos, que vayan acomodándose con calma, con suavidad, tomándose su tiempo. Que las certezas que nos desbordan se nos vayan haciendo piel.

Somos grandes y venimos con mañas, pero también con cuantas ganas venimos.

Te amo “sonrisa de lata”, “lindo infinito”, “maravilla del mundo”.
Te amo entero, con fuerza, en tus constancias y en tus cambios, con cada parte del cuerpo.


Te estuve buscando por muchos lugares… te sigo buscando entre tus brazos, tus manos, tus dedos, debajo de las uñas, detrás de las orejas. Te estuve buscando y me estuve buscando por muchos lugares este año, estos años. Que bueno encontrarnos así, acá. Mmmm. Enteros.



21 de diciembre de 2015

Sobre la espiritualidad y lo político

a todas las personas que estos días me quieren dar clases de espiritualidad, quiero darles las gracias.
y explicar que en ningún momento las he pedido.
claro que me considero una persona espiritual.
.
mi espiritualidad es disidente. 
no trasciende ni se escinde de las cosas del mundo.
mi amor no es un sentimiento que pueda anestesiar las injusticias 
ni acallar la memoria.
mi amor es un estado que se abre, 
que produce estallidos, que necesita accionar en pos de derechos esenciales.
de libertadades. de justicia. 
mi amor no amansa. 
más bien agita
hasta derrumbar todos los casilleros, todos los tabiques y los mandatos que me impusieron desde antes de nacer.
.
mi amor se rebela ante los apropiadores de la palabra amor.
.
mi amor dice que abrirse para estar en conexión con otras, otros, es un trabajo arduo. desobediente. 
.
para abrir el pecho y que el corazón se abra paso, 
hay que hacerse un tajo que quede abierto ante el dolor de quienes menos tienen. de quienes son más diferentes a lo esperable. 
de los seres que se salen de los barrios del bien 
y de los casilleros de lo correcto.
.
hay que hacerse un tajo de manera decidida y bancar el dolor.
.
porque el amor lejos de ser anestesia te duele en el pecho, en el cuerpo.
y sólo después te trae un río de conexión 
que permite sentirte parte de la vida. 
.
cada vez que me piden que ame renunciando a las luchas por derechos imprescindibles, 
mi cuerpo reconoce la violencia de ese discurso.
.
no es la primera vez en la historia que se usa el amor para adoctrinarnos y tenernos quietas, quietos. en pasividad.
curioso, quien más uso ese discurso del amor y la espiritualidad (la iglesia) 
pasó por alto que jesús habló sobre todo a los pobres. 
a las putas. a los pescadores. a los leprosos.
a quienes estaban por fuera del buen orden social.
.
amar es el intento de amar.
es una acción dedicidida de ir al encuentro.
incluso cuando ir al encuentro es no permitir que insultes mi inteligencia, que intentes imponer tu discurso por sobre mi percepción. porque eso no es encuentro: es obedeciencia.
.
amar no es normal.
está más allá de las normas.
.
no estoy diciendo que no necesito lecciones de espiritualidad porque sé todo esto que nombro. sino porque estoy en situación sostenida de aprenderlo.
en interpelación permanente.
con los ojos muy abiertos. mirando mucho.
en agitación y en riesgo.
.
.
.
escribo esto hoy, 19 de diciembre.
hoy que hace 14 años un ángel salía al techo de un comedor solidario a putear. a alertar que ahí no había otra cosas que pibes comiendo. y fue bajado a balazos.
por amar.
.
.
clodet garcía. teatrista. artivista feminista.

8 de diciembre de 2015

FLASH, Flash, flash


Lo miraba en fotos, entre tierna y caliente.

No paraba de pensar. Necesitaba ordenar y se sentó a escribir. Escribía y divagaba pensando qué quería ordenar, para qué, para quién. Caía en cuenta que la primera oración que escribía, cada vez que pretendía hacerlo, resultaba ser el eje conductor de la prosa. Hoy había empezado escribiendo “No le tengo miedo a nada”. Después de hacerlo siguió unas líneas más hasta que paró y se releyó:

“No le tengo miedo a nada”.

 El presente, el futuro, la familia, lxs hijxs y las mascotas. Tus rayes y los míos. No le tengo miedo a nada.
No creemos en el amor para siempre.
Decimos.
Amamos.

¿Hace cuánto? ¿Horas? ¿Días? ¿Años?
“…se tienen un amor esos dos”, venían diciendo las amistades.
…el amor para siempre.
Para siempre un montón de cosas.
Nos contradecimos.
Desconfiamos de todo lo demás,
salvo,
por momentos radioactivos,
del pequeño universo que somos
vos y yo

juntxs.


Reflexiones y nuevos rumbos.

Precuela de "Te Conozco".


Esta época del año me emociona. El cierre, las conclusiones, los balances. Mi pronto nuevo cumpleaños. El inicio de un año nuevo. Un cambio de página. Con sus rupturas, sus continuidades. Los síntomas de lo que fue… las cosas que se hicieron piel.

 Los deseos viejos y los nuevos: seguir trabajando la autonomía, la libertad, la coherencia; seguir buscando equilibrios, siempre; amar, amar y gozar.
Amar y gozar. Algunas ideas.
Entiendo el consumo del goce, el “aquí y ahora”, no como algo individual sino colectivo; necesito de otrxs. Para ir a contrapelo del individualismo no puedo dejar que el gozo se consuma mi propia existencia.  


Entiendo al amor como “lo que perdura”, “lo que trasciende”, lo infinito. Lejos quizás del deseo, de la pasión. 
El amor, 
simple, 
intenso.  
Arrasador.



Tengo la foto mental de su torso a contraluz. 
La fina vellosidad. 

29 de noviembre de 2015

Te conozco


te conozco desde siempre 
desde lejos 
te conozco 
te conozco como a un sueño 
bueno y viejo 
es por eso que te toco 
y te conozco. 
Te conozco.

7 de noviembre de 2015

Con tu voz y tus ojos.



“… ¿Se pueden inventar verbos? quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.
Siento que desde nuestro lugar de origen hemos estado juntos, que somos de la misma materia, de las mismas ondas, que llevamos dentro el mismo sentido. Tu ser entero, tu genio y tu humildad prodigiosas son incomparables y enriqueces la vida; dentro de tu mundo extraordinario, lo que yo te ofrezco es solamente una verdad más que tú recibes y que acariciará siempre lo más hondo de ti mismo. Gracias por recibirlo, gracias porque vives, porque ayer me dejaste tocar tu luz más íntima y porque dijiste con tu voz y tus ojos lo que yo esperaba toda mi vida.”


Fragmento de una carta escrita por Frida Kahlo en noviembre de 1947 a Carlos Pellicer.

29 de octubre de 2015

Yo necesito ver el sol de verdad




Y cierro las puertas y ventanas
Y busco en los recuerdos, las cosas muertas.
Y llegan cariños en formas diversas
Cariños conocidos, cariños nuevos
En forma de chocolates, flores, abrazos.
Con voces de niños, de mujeres, de amigues;
Con voces que retumban 
y susurran para que no tema
palabras como una brisa
que mueve las cortinas
que deja entrar el sol.

Ya no me queda tiempo para vos.


“Tengamos un acuerdo de sinceridad y no competencia” le dije enseguida, en cuanto noté que contrariando las palabras escritas estaban las prácticas cotidianas.

Los micromachismos,
la violencia y manipulación sutil
de reconocer todo pasado un tiempo,
nunca reflexionar en el momento;
El callar u omitir,
que es igual a mentir;
El hablar de respeto,
y que quede solo en palabras;
El hablar de querer,
pero no cuidar.
Plantear paridad, exigir y recibir;
No dar más que migajas…
migajas de besos,
migajas de abrazos,
migajas de sexo patriarcal,
migajas de “ayudas”,
migajas de “buenos ratos”.

“Un puto personaje de ficción”, una eterna repetición de citas.

Citas que nunca se te hacen piel, que repetís apurado y sin respirar para que nadie te interrumpa con algo que te saque el guión y quedes en orsai.
Citas que repetís porque el personaje las necesita, citas que no entendés, que no hacen a la cuestión. Citas robadas de libros, de amigos, de parejas. Citas, citas, citas, tantas citas que robás sin reconocer, citas que se contradicen con otras citas que se contradicen con lo que hacés.




“Parece más chico que vos”, me dijeron varias veces y no entendía.

Ahora entiendo.

Sos mínimo, una maceta pequeñita donde no me caben ni los piés.

28 de septiembre de 2015

¿Qué sabes de tu abuela materna?


(el desorden de las emociones)

Hace un par de días, con un grupo de personas hermosas presentamos el Colectivo Fotográfico Barrio Frino, con un ensayo denominado "Fotografías e Identidades en construcción".
Conté que mi abuelo fue albañil casi toda su vida, y que de él aprendí que se construye desde abajo y con otrxs, en soledad no se puede.

Ayer participé de una celebración por el año nuevo guaraní. 
...........

Comparto algo que acabo de leer, que me impactó, me hizo pensar en mi identidad, en esta firme idea sobre el hecho de que las identidades siempre están en construcción, no son fijas, no son estables, tienen que ver con herencias, elecciones, aprendizajes, saberes, encuentros con otrxs, descubrimientos...

...

QUÉ SABES DE TU ABUELA MATERNA?
Esta señora es muy importante para ti. ¿Por qué?
Porque es clave a la hora del traspaso de información genética y de programas.
Resulta que cuando ella estaba embarazada de tu mama, el feto ya tiene los ovocitos formados. Y de estos ovocitos, van a salir los dos millones de óvulos que tendrá tu mama durante su vida. Uno de estos óvulos, lleva tu nombre. Así que este óvulo lleva la información de la abuela.
¿A qué información te refieres?
A todo lo que la abuela vivió, sintió y cómo lo vivió. Si era el momento adecuado para tener hijos, si era deseado el embarazo, si se sentía protegida por su marido, ...etc. Saber que necesidades biológicas no tenía cubiertas la abuela. Todo esto y mucho más es información que se queda improntada en cada célula del feto. Por lo tanto llevas información de la abuela cuando estaba embarazada de tu mama.
¿Has oído hablar alguna vez que la genética a veces se salta una generación?
Pues es justamente esto. El óvulo del que sales lleva la información de la abuela materna.
¿Porqué de la abuela y no del abuelo?
Porque la abuela pone el óvulo y el abuelo el espermatozoide. Y el óvulo a parte de la información genética, lleva la información mitocondrial, que está en la membrana celular. Mientras que en el abuelo, la información mitocondrial está en la cola del espermatozoide, y como sabes en el momento de la fecundación, la colita se queda fuera. En la mitocondria es donde está guardada la información a niveles de programas que se heredan. Información biológica.
Y tú, ¿qué sabes de tu abuela materna?


...............

Mi abuela es Guaraní, y yo también.

¿Cuántas veces me dijeron que era igual a mi abuela Tomasa?
¿Cuántas veces, mamá? 
¿Cuántxs me escucharon contar la anécdota de cuándo me crucé con mi abuela en la estación de tren y me presentó como "La nieta de la que tanto le hablé" a una señora que había conocido en ese viaje de Retiro a José C. Paz?
¿Cuántas veces siento que soy igual a mi abuela cuando agarro a besos brutales a mi sobrino, a mis primxs, a los niñxs que son tan cercanos a mi vida?

¿Cuántas veces después de charlar con un/x desconocidx me voy riendo pensando "Cada vez soy más igual a la abuela"?
¿Cuántas veces digo lo que pienso/me parece/creo/siento, sin escrúpulos, sin intención de hacer daño, simplemente porque no puedo frenarlo...?
Infinidad de veces, todo.
Orgullosa de ser como ella. De llevar su legado, de transmitir su herencia.
De ser hija y sobrina de lxs hijxs que parió.